La Quinta Disminuida

Tag: Paquito D’ Rivera

Confesiones en el pentagrama

por nico a las may.23, 2011, en La Quinta en la Radio, Músicos

Haz click en play para oir este programa

 

Si quieres bajar este programa haz ¡click!

Hace algún tiempo atrás en mi paseo por los diferentes blogs que están relacionados con el jazz, me detuve en un tejado que está atiborrado de gatos y de música, en el que el mismo título de la entrada ya nos daba pistas de un deleite musical, “De músico a músico. La admiración escrita en pentagrama” se leía junto a la fotografía de Paquito D’ Rivera en el álbum “Celebration” que el cubano dedicaba a su amigo y colaborador, el pianista Jorge Dalto.

En el texto que acompaña esa entrada, mi amigo Jazzy escribía las siguientes líneas.

A lo largo de la historia son muchos los músicos que nos han querido explicar algo de ellos mismos a través de la creación de composiciones que pretenden homenajear a otros músicos, ídolos, compañeros de profesión, o simplemente colaboradores que les han influído de manera positiva en su carrera y en la creación de su propio y personal universo sonoro.

Todos hemos comprado alguna vez un disco simplemente porque hemos constatado al leer el listado de temas que uno de ellos estaba dedicado a algún músico de nuestro interés. Y los resultados son a menudo satisfactorios, algo lógico si tenemos en cuenta que estas son, probablemente, las composiciones más sinceras y esforzadas. Se trata de no decepcionar a un artista que te conmueve y de paso, de inmortalizarlo con tu trabajo, algo bonito y que merece todos los reconocimientos. Es por ello que nos hemos decidido a acercaros una Box que incluye 20 grandes temas con dedicatoria entre artistas de incuestionable nivel además de algunos videos que merecen vuestra atención. Al fin y al cabo estamos hablando de amor en formato musical, la pasión que todos los aficionados a la música sentimos volcada en un pentagrama. Una auténtica delicia.

Definitivamente el tema es una autentica delicia que lo convertí en un programa de radio emitido a través de Radio Deseo en FM 103.3 el 5 de mayo de este año. Sin embargo, y a manera de complemento, los temas que presenté fueron diferentes a los de la entrada de Jazzy.

Los invito a disfrutar de esta entrada en “Música para Gatos” y también a escuchar el programa de jazz que se transmite desde la capital más cercana al cielo, haciendo “click” en el botón “play” sobre la foto de Jaco.

La admiración escrita en pentagrama escogida para esta sesión es la siguiente:

The King Is Gone dedicado a Miles Davis por Marcus Miller
Bill Evans de  Lyle Mays para Bill Evans
Good Bye Pork Pie Hat de Joni Mitchell para Charles Mingus que la escribió para Lester Young
Song to John de Stanley Clarke y Chick Corea para Trane a través de Rite Of Strings
Dexter de Joey Calderazzo…para quien más?
Django de John Lewis junto al MJQ  para Django Reinhartd
Lost Tango para Astor, escrito por Chick Corea para el “Next Future” de Eddie Gomez
Para Jobim de Richard Galiano
Lady Day de Wayne Shorter para Billie Holiday
Icarus de Patricia Barber para Nina Simone
Path Meth (así como esta escrito) de Pedro Aznar para Pat Metheny
Jaco de Pat Metheny para el mejor bajista del mundo
Sambaden de Luis Salinas para Baden Powell
Chick de Paquito D’ Rivera para Corea
Chateauvallon 1972 de Stanley Clarke para Tony Williams
The Gentle Warrior de Dave Liebman para Bob Berg
Waltz for Katia de John McLaughlin para su colega y esposa Katia Labeque

4 Comentarios :, , , , , , , , , , , , , , , , más...

Romances del Jazz

por nico a las may.27, 2010, en La Quinta en la Radio, Músicos

Haz click en play para oir este programa

 

Si quieres bajar este programa haz ¡click!

Nació en España alrededor de 1870, se crió y creció en América Latina. Se dice que recibió su nombre por la forma en que el bailarín manchego Sebastián Cerezo ejecutaba unas “seguiriyas” y que los mozos que se reunían a verle bailar le decían “bolero” por la forma de “volar” en la interpretación de los compases. Los cronistas de la época relatan que el bolero fue adoptado por los mejores bailarines y era disfrutado incluso por la aristocracia de las cortes de Carlos III, Carlos IV y Fernando VII. Llegó a ser tan español que se convirtió en la llave que iniciaba y cerraba las fiestas. Sin embargo, Cuba fue, en la práctica, su segunda patria y la tierra que creó el bolero tal y como lo conocemos hoy, dándole las alas que le permitieron llegar al resto de Latinoamérica e influyendo en otros géneros, como la Bossa Nova.

Hay músicas que pertenecen al baile y hay otras cuya jurisdicción no sale del auditorio o el gran teatro, donde el sólo acto de escuchar es primordial. El bolero, por su parte, se distingue porque invita al suave y cadencioso baile, pero especialmente porque sus letras ablandan hasta al más duro y se dejan cantar por generaciones enteras. Tiene la virtud de aglutinar dos cualidades de una forma muy especial: melodías maravillosas y letras que nos llevan por los lugares más recónditos de nuestros sentimientos. Es música que nace del sentimiento y que toca, sin temor a la sensiblería, todo tipo de emociones, que van desde la picardía de un beso robado o la exaltación del amor eterno, hasta el encomio del despecho, el odio y la misma muerte.

Siendo un género musical de raíces populares, el bolero ha cautivado a no pocos compositores de música culta, pues, al influjo de sus tonadas y letras, lo han incorporado en sus creaciones. Están, por ejemplo, Verdi y el bolero de sus “Vísperas sicilianas”, además de las composiciones de Ravel, Chopin y Weber, entre otros.

Para deleite nuestro, el bolero también le ha resultado irresistible al jazz. Esta música de todas las posibilidades, cuyo carácter le permite transitar como a ninguno por senderos ya recorridos pero descubriendo siempre nuevos rumbos, nos regala interpretaciones únicas, algunas de las cuales compartiré hoy con ustedes.

Si bien ambos géneros provienen de la fusión y las mezclas, los caminos nuevos tienen exigencias diferentes, así que estoy seguro de que aunque nuestra sesión sonará con viejas melodías, ustedes serán gratamente sorprendidos por los intérpretes que nos acompañarán, inspirándonos a rememorar palpitaciones incontenibles, revivir confesiones indecibles, despedidas dolorosas y, en pocas palabras, dialogar con nuestros recuerdos, pero siempre con la magia y la sorpresa que sólo el jazz nos puede dar.

La primera parte del programa escucharemos boleros de compositores cubanos, la segunda de compositores  mexicanos y para cerrar algo fundamental en el mundo del bolero.

  1. Como Fue – Jerry Gonzalez
  2. Tres Palabras – Brad Mehldau
  3. Quizas, quizas, quizás – Cal Tjader
  4. Nuestra Canción – Rubén Gonzales
  5. Noche Cubana – Paquito D’ Rivera
  6. Siempre en mi corazón – Steve Kuhn
  7. Aquellos Ojos Verdes – Bebo Valdés/Javier Colina
  8. Besame Mucho – Art Pepper
  9. Noche de Ronda – Charlie Haden/Pat Metheny/Rubalcaba
  10. Perfidia – Gonzalo Rubalcaba
  11. Adios Mariquita Linda – Dave Brubeck/Gerry Mulligan
  12. Esta Tarde Vi Llover – Bill Evans
  13. Somos Novios – Bireli Lagrene
  14. Sabor a Mi – Bebo Valdés/Chucho Valdés
  15. En la imaginación – Chano Dominguez/Marta Valdés
  16. Contigo en la Distancia – Luis Salinas
  17. Cenizas – Chucho Valdés/Omara Portuondo

Nota: La imagen que acompaña esta entrada pertenece a la tapa del libro “Bolero Clave del Corazón” de Elena Tamargo y Francisco García Marañon.

4 Comentarios :, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , más...

Jazz hasta en Carnaval

por nico a las feb.14, 2010, en La Quinta en la Radio, Literatura, Músicos

Haz click en play para oir este programa

 

Si quieres bajar este programa haz ¡click!

“El carnaval ignora toda distinción entre actores y espectadores. También ignora la escena, incluso en su forma embrionaria. Ya que una escena destruiría el carnaval. Los espectadores no asisten al carnaval, sino que lo viven, ya que el carnaval está hecho para todo el pueblo”. (Mijail Bajtin)

mascara de pepino 2El jazz, la más popular de las cultas y la más culta de las populares, está presente en todas las manifestaciones culturales de la humanidad, y al ser una música “mestiza” desde sus orígenes, fácilmente se brinda, se adapta, y se transforma para alcanzar diferentes tipos de objetivos. Hoy en La Quinta Disminuida vamos a escuchar a varios músicos, de diferentes partes del planeta, que han dedicado un tema o un álbum integro al carnaval, esta celebración asociada a la inversión de lo cotidiano previa  a las penitencias de la cuaresma cristiana. Considerada la fiesta de las fiestas que atraviesa los tiempos y llega al territorio americano a través de la conquista, se transforma, crece y se mantiene hasta la actualidad. Llega el día en que se travisten los sentidos, en el que todo aquel se convierte en aquello que pretende, o no llega a ser. Lujuria de lo dado y desenfreno de lo que no vendrá. Algo así, más o menos, se supone que tiene que ver con el carnaval. Todo se permite, se dice, se manifiesta, por lo no dicho, lo sugerido, lo prohibido. Rito pagano que se cumple con religiosidad, aún en la variabilidad de sus alcances de acuerdo a pueblos y latitudes, su magnitud profana aparece como purificador de todos los malos espíritus que acechan no sólo la vida terrenal, sino en algunos casos también la subterránea. (Christian Kupchik “Danza el loco carnaval”)

En el lado andino de Bolivia, abundan las manifestaciones a través de diferentes danzas como la de los caporales, la diablada, la morenada, la kullawada, los waca tokoris, etc. Todas estas danzas se originaron después de la conquista, fusionando elementos de la cultura andina y la cultura hispánica. Los waka tokoris por ejemplo, surgieron como una mofa a las corridas de toros, organizadas por los españoles. El waka tokori no es más que una representación burlesca del toro, acompañado de las lecheras, el k’usillo y el matador, todos al mando del Jilak’ata. Esta danza, cuyo significado etimológico es “danza de los toros”, es también considerada como una ceremonia de siembra donde el toro, ungido con su respectiva vestimenta, iniciaba la primera siembra de la región.

Umberto Eco señala que el carnaval tiene que ver con lo cómico, a partir de la alteración de la regla. Pero en lo cómico también anida lo diabólico, y es a través de la máscara y el disfraz que se pretende exorcizar lo siniestro. Al asumir la máscara, es posible asumir cualquier pecado bajo la presunción de inocencia. El carnaval “es el teatro natural en que animales y seres animalescos toman el poder y se convierten en los dirigentes”. El carnaval es la revolución (o la revolución es el carnaval): en el que se decapita a los reyes y se corona a la multitud. El hombre puede ser mujer y la mujer hombre: todo es posible, y al día siguiente todo volverá a la normalidad. El carnaval puede existir sólo como “transgresión” autorizada, de otra manera, se convierte en una amenaza real.

Los temas e intérpretes que son parte de esta sesión son los siguientes:

  • Shake it and brake it – Original Olympia Brass Band
  • Carnavalito – The Zawinul Syndicate
  • Waka Tokori – Johnny Gonzalez
  • Carnaval – Spyro Gyra
  • New Second Line – Irving Mayfield & Bill Summers
  • Varadero – John Patitucci
  • Guataca City – Paquito D’ Rivera
  • La Murga Rosa – Daniel Maza
  • Carnaval Caporal – Yayo Morales
  • Carnaval in Rio – Djavan
  • Carnavalito – Gato Barbieri
  • Carnival – Dizzy Gillespie
  • Carnival – Aziza Mustafa Zadeh
  • Elegua Chango – Tito Puente
  • Manha de Carnaval – Trio Da Paz
  • Marcha da 4ta Feira de Cinzas – Vinicius de Moraes y Toquinho
5 Comentarios :, , , , , , , , , , , , , , , , , más...

Buscas algo?

Utiliza este formulario:

No encuentras lo que buscas? Deja tu comentario en algún artículo!

Administración