La Quinta Disminuida

Tag: John Scofield

Cinemático

por a las feb.16, 2012, en Cine, La Quinta en la Radio

Haz click en play para oir este programa

 

Haz click con botón derecho para bajar este programa.

Hace mucho tiempo que tenía en mente armar un programa combinando cine y jazz que se puede concebir de diferentes maneras. Por ejemplo hablar de películas específicamente de jazz como “Paris Blues” con Paul Newman, “Rebeldes del Swing” que es la historia de tres amigos adolescentes que se pasan como pueden discos del vinilo, en la Alemania Nazi. “Los Fabulosos Baker Boys” con Michele Pfeifer, Jeff Bridges y Beau Bridges, la clásica “Cotton Club” con Richard Gere, o la famosa Round Midnight de Bertrand Tavernier. También se podría hacer un programa de biografías de jazz llevadas al cine como “Bird” de Clint Eastwood o “El trompetista eternamente joven” con Kirk Douglas representando a Bix Beiderbecke. Por otra parte, están las bandas sonoras con jazz como “Un relato en el Bronx” protagonizada y dirigida por Robert De Niro, o el “Ascensor para el Cadalso” de Louis Malle con la música compuesta e interpretada por Miles Davis. Pero hoy, no abordaré el programa de esa forma, hoy escucharemos los temas principales de películas muy conocidas por todos. Esos temas que muchas veces se encuentran sellados en lo más profundo de nuestra memoria, y que ni bien suenan las primeras notas de la melodía nos transportan en el tiempo emergiendo recuerdos, sensaciones, historias y demás. Solamente que esta vez todos estos recuerdos grabados en melodías, tienen un formato de jazzero plasmado a través de los siguientes intérpretes:

A sugerencia de Robert, el programa de hoy lo subí con mucha más calidad de audio por lo que puede ser algo más moroso al bajarlo y/o escucharlo. Espero sus opiniones al respecto.

12 Comentarios :, , , , , , , , , , , , , , , , más...

Estrenos del 2011

por a las sep.06, 2011, en Albumes, La Quinta en la Radio, Músicos

Haz click en play para oir este programa

 

Haz click con botón derecho para bajar este programa.

El jazz es la música del siglo XX. Nació a principios del siglo producto de mezclas, encuentros y desencuentros. Fue una música popular que llenaba los salones de baile. Llegó a las cumbres más elevadas, se fortaleció, bordeó precipicios, dejó de ser popular y rondó caminos sin retorno entre los cincuenta y los sesenta. Devoró otras músicas que le sirvieron para rejuvenecer y lo impulsaron a lugares donde nadie había imaginado que podía llegar. Paso al siglo XXI sin un rumbo definido y sin líderes que le mostraran el camino a seguir. ¿Cuál es el futuro del jazz? es una pregunta que más de un  crítico, un biógrafo, un melómano y un músico se suelen hacer constantemente. Por eso, y sin ánimo de encontrar absolutamente ninguna respuesta, en esta sesión de la quinta quiero presentarles algunas de las últimas producciones que este 2011 vio nacer. Mi elección no es aleatoria, más bien tiene un componente subjetivo y personal muy importante. Presento lo que más conozco que brota de los músicos que sigo y que más me gustan. Para esta sesión comencé con dos músicos, que posiblemente sean los más influyentes en el concepto de la  guitarra moderna en el jazz, continuando con dos cantantes, una mujer y un hombre que no tienen el más mínimo prejuicio al elegir los temas que quieren interpretar. Arranco la segunda parte de la sesión con otra mujer, esta vez una baterista, en un proyecto llamado “Mosaico” en el que el género femenino se manifiesta profundamente, continuando con un grupo que se animó a mezclar muchos estilos, el country, el bluegrass, el funk y el jazz,  con instrumentos poco usuales en los combos jazzeros, un banjo, una armónica, un piano, un bajo eléctrico y una especie de batería que se toca sin baquetas. En el preámbulo del cierre, una pianista que parece que tuviera más de dos manos, y más de cinco dedos en cada mano, que esta vez me sorprendió en una pausada y rigurosa interpretación medio blusera de Beethoven. Para el cierre un grupo que hace poco festejó sus treinta años de existencia y vigencia con el retorno de su baterista que pertenece a su más conocida y exitosa formación. Diéz y seis temas son parte de esta sesión, en la que el aroma a Liverpool es evidente:

  1. Alfie
  2. And I Lover
  3. You Don’t Know What Love Is
  4. i Will
  5. A Day In The Life Of A Fool
  6. Blackbird
  7. Mate Kudasai
  8. Norwegian Wood
  9. Michelle
  10. Insomniac
  11. Falling Forward
  12. Like Water
  13. Delusion
  14. Bethoveen’s Piano Sonata No. 8
  15. My Soliloquy
  16. Numerology
2 Comentarios :, , , , , , , más...

Grandes encuentros en el Jazz II Parte

por a las nov.29, 2010, en La Quinta en la Radio

Haz click en play para oir este programa

 

Haz click con botón derecho para bajar este programa.

En esta sesión La Quinta Disminuida presenta un programa referido a “los grandes encuentros en el jazz”, encuentros en el que los músicos toma su instrumento y lo convierte en el vehículo perfecto para poder expresar todas sus ansias, sus amores, sus odios, sus contradicciones, sus frustraciones, para luego poder capturar la respuesta del compañero, que en este caso y para esta sesión es otro de igual “tamaño” que responde de manera sincera y profunda el mensaje de su compañero.

El primero de estos grandes encuentros que compartiré con ustedes es el que corresponde a la última sesión de grabación de Miles Davis del año 1954 que tuvo lugar en la víspera de navidad, en la que Bob Weinstock, el productor, pensó en grande, unir a tres miembros del Modern Jazz Quartet junto a Miles y a Thelonious Monk. Miles Davis había aprendido algunas cosas de armonía de Monk y solía interpretar alguno de sus temas, pero esa sesión de 1954 los reuniría como iguales. Esa sesión comenzó con cierta tensión en el estudio, Miles discutió y amenazó a Monk y le comentó al productor que tenía temor que arruinara sus solos de trompeta. Después de estos hechos y de la sesión del 24 de diciembre de 1954 corrieron rumores de que se habían cruzado a golpes en el estudio, pero cuando le preguntaron a Monk si Miles lo había golpeado, este se limitó a decir: “A quien? A Mi? No le conviene”. Monk que era un gigante habría sido un rival demasiado fuerte para el diminuto Miles.

Las tensiones en el estudio, sirvieron para azuzar el orgullo de los músicos y añadieron una dimensión que, una vez más, convirtió esas grabaciones en piezas clásicas, en las que a petición de Miles, Thelonious Monk no acompaña los solos de trompeta, o si lo hace (solo al principio) busca generar colores oscuros. Sin embargo hay momentos en que inevitablemente se cruzan y se generan las chispas. A pesar del choque de estilos y temperamentos, Miles tenía conciencia plena de las virtudes de Monk y de la originalidad de su mente. Los solos de Monk poseen una emotividad tan poderosa como los de Miles, y el alivio a tanta intensidad proviene del vibráfono de Milt Jackson, que da rienda suelta a su virtuosismo en esa sesión y cuyas veloces improvisaciones son más simétricas y menos abstractas  que las de Monk o Miles. La fuerte individualidad de los tres solistas y el empuje de la sección rítmica proporcionan un gran dinamismo a estas interpretaciones, y hasta los ocasionales errores poseen cierta magnificencia. Eso ocurre en el solo de Monk del tema con el que iniciamos el programa, en el que el pianista se entusiasma tanto con su variación sobre el motivo que pierde la relación de la secuencia de acordes y deja de tocar, mientras el contrabajo y la batería siguen caminando hasta que Miles ubica a Monk con unas pocas notas de la trompeta y de repente el pianista llena el abismo con una fluida figura melódica. Esa fuerte sensación de dramatismo se refleja también en el solo del propio Miles, que comienza con la trompeta abierta y de pronto inserta la sordina Harmon y sigue tocando, produciéndose un cambio violento en la atsmosfera, que pasa de las expansivas reflexiones del sonido abierto a la meditación claustrofóbica de la Harmon. Este y otros grandes encuentros serán la compañía de este programa.

  1. The Man I Love – Miles Davis/Thelonious Monk
  2. I Mean You – Thelonious Monk/Gerry Mulligan
  3. Years Of Solitude – Gerry Mulligan/Astor Piazzolla
  4. My Old Flame – Chet Baker/Gerry Mulligan
  5. Tynan Time – Art Pepper/Chet Baker
  6. My Heart Stood Still – Stan Getz/Bill Evans
  7. I Hear a Rhapsody – Bill Evans/Jim Hall
  8. Desafinado – Frank Sinatra/Tom Jobim
  9. You Go To My Head – Louis Armstrong/Oscar Peterson
  10. Azaleia – Louis Armstrong/Duke Ellington
  11. Mood Indigo – Duke Ellington/Coleman Hawkins
  12. Mellow Mood – Wes Montgomery/Jimmy Smith
  13. Liza – Chick Corea/Herbie Hancock
  14. Visitor From Nowhere – Herbie Hancock/Wayne Shorter
  15. Say The Brother’s Name – John Scofield/Pat Metheny
2 Comentarios :, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , más...

Refugios del Jazz

por a las jun.11, 2010, en La Quinta en la Radio, Músicos

Haz click en play para oir este programa

 

Haz click con botón derecho para bajar este programa.

¿Dónde tocan los músicos? En las calles, en los estudios de grabación, en teatros, auditorios, estadios, coliseos y, afortunadamente, en bares.

Cada espacio tiene su propio carácter, incluso su propia magia, con mayores o menores cualidades, con más o menos público, que preste mucha o poca atención, pero es indiscutible que un bar, con jazz en vivo, puede llegar a ser un lugar especial.

Mejor si pequeño, con mesas estrechas y un público algo incómodo. Comienza la música, a ritmo de calistenia de sesión inicial y un ambiente liviano aún. El público se acomoda, muchos siguen conversando, celebrando, brindando. Algunas parejas silenciosas, uno que otro se concentra en lo que escucha.

Una breve pausa y volvemos, dicen algunos. Suben las luces, aumenta el volumen de un disco elegido para ese momento. Las voces se elevan y se percibe una suerte de euforia, motivada quizá por las bebidas y los temas recién escuchados.

Baja la luz, la música en vivo vuelve al escenario desde el cual le toca hacer lo suyo, el humo invade el lugar, jugueteando sinuosamente con las luces y la noche continúa por esa senda única e irrepetible que sólo el jazz y sus intérpretes pueden crear en cada una de sus jornadas. Y es que la esencia del jazz emerge de la conexión del músico con sus compañeros, con su instrumento y, por supuesto, con su público.

A medida que la noche transcurre y la gente comienza a salir del local, hay ocasiones, cuando la velada parece concluir, en las que en realidad algo mejor está comenzando. El aire se impregna de una calidez distinta, intercambios de miradas, cierta intimidad. Es el momento en que los músicos comienzan la que muy probablemente sea la parte más suculenta de su actuación. A esas alturas, seguramente algunos otros músicos habrán llegado y la cosa se pone aún mejor; ya entrados en calor y con la complicidad de ciertos parroquianos expectantes y la presencia de otros tantos que podrían estar enfrascados en cualquier otro asunto, se inicia una jam session.

Lo que sucede con una sesión de jazz en un bar puede ir desde la pena de tener que tocar ante tres personas que no saben ni quién toca, hasta hacerlo con el alma destrozada por una vida atormentada, mientras se escuchan las carcajadas de un público absolutamente ajeno a la música, pasando por la gloria de que ese momento y en ese lugar coincidan la inspiración, el swing y un público apasionado.

  1. Charlie Parker & The All Stars – Anthropology
  2. Charlie Parker Quintet – Embraceable You
  3. Steve Kuhn Trio – Confirmation
  4. Patricia Barber – Call Me
  5. Bill Evans Trio – My Foolish Heart
  6. John Coltrane – Impressions
  7. Cannoball Adderley – Scoth and Water
  8. Michel Petrucciani Trio – Beautiful but Why
  9. Chucho Valdes – My Funny Valentine
  10. Brad Mehldau – I’ll be Seeing You
  11. Jaco Pastorius – Speak like a child
  12. Chick Corea – Spain
  13. John Scofield Trio – Alfie
  14. Michel Camilo – Tequila
2 Comentarios :, , , , , , , , , , , , , , , más...

Miles y lo inefable

por a las abr.29, 2010, en Albumes, La Quinta en la Radio

Haz click en play para oir este programa

 

Haz click con botón derecho para bajar este programa.

¿Podría parecer pretencioso afirmar que Kind of Blue es una obra maestra? Lo es. ¿Según qué puntos de vista? Todos.

Diez horas. Dos fechas, 2 y 22. Dos meses, marzo y abril. Un año, 1959. Una ciudad, Nueva York. Siete músicos. Un estudio adaptado en una vieja iglesia de madera. ¿Qué factor inusitado pudo haberse producido entre todas estas piezas para que de ellas nazca la joya más grande del jazz?

¿Y qué se puede decir sobre Kind of Blue que no se haya dicho ya? Muy poco en realidad.

Podría reiterar que es una obra maestra gracias a varios elementos que la fortuna tuvo a bien reunir en el lugar y el momento precisos, como la extraordinaria calidad de los integrantes del grupo: Miles Davis en trompeta, Bill Evans en el piano, Julian “Cannonball” Adderley en saxo alto, John Coltrane en el saxo tenor, Paul Chambers en el contrabajo, Jimmy Cobb en la batería y Wynton Kelly, el nuevo pianista reclutado por Miles, que tuvo que conformarse con tocar en un solo tema.

Esta combinación de prodigios creativos, unida al hecho de que las composiciones eran completamente originales y los músicos no contaban con un conocimiento previo de las mismas, resultó en un caleidoscopio de estilos que, en lugar de confrontarse, como podía haberse supuesto, decantaron en perfecta armonía, logrando un disco belleza absoluta por todos sus ángulos.

Otro aspecto que se menciona con frecuencia refiere que con Kind of Blue Miles Davis dio a luz un disco perfectamente ubicado en ese nebuloso punto de equilibrio que seguramente existe entre las distintas corrientes jazzísticas.  Por algo ha llegado a ser el álbum más vendido y aplaudido de la música contemporánea.

Es innegable también que Kind of Blue es un pedazo de historia que ha sido aceptado tanto por los críticos más ácidos, como por rígidos conservadores, pero además ha logrado seducir e iniciar incluso a los más incipientes degustadores del jazz.

Sin embargo, un leviatán sagrado como este álbum no puede limitarse al espacio de las palabras. Kind of Blue trasciende lo que la mejor crítica puede decir y lo que el más sesudo análisis pueda descifrar. Atemporal y fresco, sereno e intenso a la vez, Kind of Blue emana una suerte de hálito que transporta a una dimensión de sensaciones incitantes, dominadas por reminiscencias y palpitaciones, lucidez y embriaguez, levedad y carnalidad, éxtasis y letargo.

El viaje a Kind of Blue tiene las siguientes estaciones:

  • So What – Miles Davis
  • Freddie Freeloader – Miles Davis
  • Blue in Green – Miles Davis
  • Flamenco Sketches – Miles Davis
  • All Blues – Miles Davis

El legado de esta obra maestra:

  • So What – Chick Corea, Ron Carter, Ndugu Chancler
  • Freddie Freeloader – Conrad Herwig, Paquito D’Rivera, Dave Valentin
  • Blue in Green – George Coleman, Ron Carter, Jimmy Cobb, Mike Stern
  • All Blues – Jim Hall, Chet Baker, Mark Egan, Dave Weckl
  • Flamenco Sketches – Joe Henderson, John Scofield, Al Foster
10 Comentarios :, , , , , , , , , , , , , , , , más...

Buscas algo?

Utiliza este formulario:

No encuentras lo que buscas? Deja tu comentario en algún artículo!

Administración