La Quinta Disminuida

Tag: Chano Dominguez

Ébano y marfil… diez sobre ochenta y ocho.

por nico a las may.06, 2011, en Instrumentos, La Quinta en la Radio, Músicos

Haz click en play para oir este programa

 

Si quieres bajar este programa haz ¡click!

Al comenzar la historia del jazz con el ragtime y por ser éste en sus inicios un estilo de interpretación pianística, puede decirse que el jazz comienza con el piano. Por otro lado, las primeras bandas que recorrían las calles de Nueva Orleans no tenían piano, aunque sólo fuese por la imposibilidad de andar cargando con uno, pero ante todo porque el piano no permite la formación del sonido que a los antiguos “sopladores” hot les parecía imprescindible.

La historia del piano en el jazz se desenvuelve entre estos dos “lados”. El piano ofrece más posibilidades que otros instrumentos usuales en el jazz. No se necesita tocar siempre una sola nota a la vez como ocurre con los instrumentos de viento, sino que se pueden tocar varias al mismo tiempo. No sólo es posible producir ritmo en él, sino que también se puede armonizar ese ritmo. Y no hay que limitarse a las armonías, como en el contrabajo; estas se pueden combinar con diversas posibilidades de melodías y acordes. Sin embargo, y hay que decirlo, una línea de un instrumento de viento es más intensa que una línea pianística. Por un lado, cuantas más posibilidades pianísticas se aprovechen en el piano, tanto más parece fracasar el instrumento en comparación con el intenso fraseo hot de los “sopladores” de jazz. Por otro lado, la mayor intensidad que pone el pianista para sustituir el fraseo de los instrumentos de viento, se conjuga con un mayor desaprovechamiento de las autenticas posibilidades del instrumento. Se puede asegurar que cualquiera que sepa lo que significa el virtuosismo pianístico en la música europea se puede convertir en un “suicida pianístico”.

Art Tatum y Bud Powell representan los extremos de estos otros “lados”. Todos se dirigen a uno de estos extremos desde que Scott Joplin comenzó a tocar  ragtime en el Medio Oeste norteamericano alrededor de la década de 1880. Joplin era un pianista “pianístico”. Tocaba su instrumento tal como se acostumbraba oírlo en la música romántica para piano del siglo XIX.

En vista de que no se podían utilizar pianistas “pianísticos” para las bandas de Nueva Orleans y de que no se había “descubierto” todavía un estilo a la manera de los instrumentos de viento, eran muy escasos los pianistas  en las bandas de jazz de la vieja Nueva Orleans. Pero los había en grandes cantidades en los saloons y en los bares, en las “casas” y en los cabarets. Todos estos establecimientos tenían su “profesor”, y este, obviamente, era pianista. Tocaba en todo momento ragtime. Y aun cuando tocaba blues, stomps y honky-tonk, siempre estaba presente el ragtime. (El Jazz, de Nueva Orleans a los años ochenta. Joachim E. Berendt)

En esta sesión de La Quinta Disminuida realizamos un viaje junto a veinte pianistas, que de alguna manera representan el gran abanico pianístico en el jazz. En la primera parte escucharemos a pianistas norteamericanos y en la segunda a pianistas de diferentes partes del mundo que introducen elementos de su cultura en su toque jazzero.

  1. I Ain’t Got Nobody – Earl Hines
  2. Tiger Rag – Art Tatum
  3. Strictly Confidential – Bud Powell
  4. Ruby My Dear – Thelonious Monk
  5. We Will Meet Again – Bill Evans
  6. Swahililand – Ahmad Jamal
  7. Jitney # 2 – Cecil Taylor
  8. Watcha Waiting For – Herbie Hancock
  9. Spain In The Main – Chick Corea
  10. I Fall In Love Too Easily – Keith Jarrett
  11. Yansá – Chucho Valdés
  12. Romantic But Not Blue – Michel Petruccianni
  13. Spirit Of The Moment – Michel Camilo
  14. Mantreria – Chano Dominguez
  15. Samba Triste – Eliane Elias
  16. Exit Music (For A Film) – Brad Mehldau
  17. Always – Aziza Mustafa Sadeh
  18. I’m In The Mood For Love – Stefano Bollani
  19. Arenales Blues – Hernán Jacinto
  20. Place To Be – Hiromi Uehara
8 Comentarios :, , , , , , , , , , , , , , , , , , , más...

Cien años de jazz.

por nico a las dic.27, 2010, en La Quinta en la Radio

Haz click en play para oir este programa

 

Si quieres bajar este programa haz ¡click!

La historia formal del jazz comienza con la música del Congo occidental y se desarrolla hasta llegar a ser un estilo en Nueva Orleans, alrededor del inicio del siglo XX. El contraste que encontramos entre la música percusiva de África y el jazz de Nueva Orleans es sorprendente, no tanto porque estas músicas sean iguales; son similares en algunas formas básicas, pero en otras no lo parecen. Sin duda el jazz se toca con instrumentos melódicos europeos y ha tomado prestadas la melodía y la armonía de la música europea. Sin embargo, la gran diferencia está en el ritmo. La música del Congo es tan especial y rítmicamente tan compleja como para hacer parecer al jazz música de niños y, en el caso de sus intérpretes , aún más torpe que la interpretación de un niño.

Hay un punto de vista que sostiene que Armstrong trabajó el orden melódico y rítmico del jazz y lo salvo del caos y la vulgaridad. Puede ser.  Y, a causa de su notable frescura ,pudo haberse dado de esta manera en los años 20’s. Empero, realmente una tradición honorable y por lo tanto generalmente estética y triunfal lo precedió y le preparó el camino.

…cuando nuevas tendencias del jazz se han aproximado a la complejidad rítmica de la música africana, la historia del jazz representa una aparición continua de ideas melódicas y rítmicas. La magnitud de estas importantes innovaciones y su influencia es básicamente rítmica y lo demuestran sus frases, el ritmo melódico, al igual que las percusiones. Es como si la música necesitara renovar constantemente su vitalidad rítmica conforme cambian su melodía y su armonía. Cada paso proporciona al jazz la oportunidad de ampliar su lenguaje rítmico y armónico, al mismo tiempo que conserva sus necesidades fundamentales y su concurrencia emocional con la vida contemporánea. (Martin Williams: La tradición del jazz, breve historia del jazz a través de sus personajes sobresalientes)

En esta sesión de La Quinta Disminuida quiero tratar de llevarlos por un viaje alrededor de una gran cantidad de estilos, que van desde principios del siglo XX hasta la actualidad, y para que al final de estas dos horas podamos tener la información suficiente acerca de los mismos y poder sacar nuestras propias conclusiones de lo que es el Jazz. Ojo!!! la rigurosidad histórica la dejo para los estudiosos profundos del jazz, yo simplemente quiero probar junto a ustedes los diferentes sabores de eso que amamos y que llamamos jazz.

  1. Dipper Mouth Blues – King Oliver’s Creole Jazz Band
  2. April in Paris – Count Basie
  3. One Sweet letter for you – Lionel Hampton Orchestra
  4. Tanga – Machito
  5. Au Privave – Charlie Parker
  6. Deception – Miles Davis
  7. So danco Samba – Stan Getz/Joao Gilberto
  8. Four on Six – Wes Montgomery
  9. Blue in Green – Miles Davis
  10. Song – Cecil Taylor
  11. Round Trip – Ornette Coleman
  12. Vashkar – The Tony Williams Lifetime
  13. Señor Mouse – Chick Corea/Gary Burton
  14. Feels so Good – Chuck Mangione
  15. Que voces son esas – Chano Dominguez
  16. Air on a G String – Jacques Loussier Trio
  17. Fortitude and Chaos –  Steve Coleman
  18. Dark side of the cog – Incognito
  19. Check Blast – Chick Corea Electric Band

A todos los seguidores de La Quinta Disminuida, les deseo un felíz 2011… lleno de JAZZ.

4 Comentarios :, , , , , , , , , , , , , , , , , , más...

Romances del Jazz

por nico a las may.27, 2010, en La Quinta en la Radio, Músicos

Haz click en play para oir este programa

 

Si quieres bajar este programa haz ¡click!

Nació en España alrededor de 1870, se crió y creció en América Latina. Se dice que recibió su nombre por la forma en que el bailarín manchego Sebastián Cerezo ejecutaba unas “seguiriyas” y que los mozos que se reunían a verle bailar le decían “bolero” por la forma de “volar” en la interpretación de los compases. Los cronistas de la época relatan que el bolero fue adoptado por los mejores bailarines y era disfrutado incluso por la aristocracia de las cortes de Carlos III, Carlos IV y Fernando VII. Llegó a ser tan español que se convirtió en la llave que iniciaba y cerraba las fiestas. Sin embargo, Cuba fue, en la práctica, su segunda patria y la tierra que creó el bolero tal y como lo conocemos hoy, dándole las alas que le permitieron llegar al resto de Latinoamérica e influyendo en otros géneros, como la Bossa Nova.

Hay músicas que pertenecen al baile y hay otras cuya jurisdicción no sale del auditorio o el gran teatro, donde el sólo acto de escuchar es primordial. El bolero, por su parte, se distingue porque invita al suave y cadencioso baile, pero especialmente porque sus letras ablandan hasta al más duro y se dejan cantar por generaciones enteras. Tiene la virtud de aglutinar dos cualidades de una forma muy especial: melodías maravillosas y letras que nos llevan por los lugares más recónditos de nuestros sentimientos. Es música que nace del sentimiento y que toca, sin temor a la sensiblería, todo tipo de emociones, que van desde la picardía de un beso robado o la exaltación del amor eterno, hasta el encomio del despecho, el odio y la misma muerte.

Siendo un género musical de raíces populares, el bolero ha cautivado a no pocos compositores de música culta, pues, al influjo de sus tonadas y letras, lo han incorporado en sus creaciones. Están, por ejemplo, Verdi y el bolero de sus “Vísperas sicilianas”, además de las composiciones de Ravel, Chopin y Weber, entre otros.

Para deleite nuestro, el bolero también le ha resultado irresistible al jazz. Esta música de todas las posibilidades, cuyo carácter le permite transitar como a ninguno por senderos ya recorridos pero descubriendo siempre nuevos rumbos, nos regala interpretaciones únicas, algunas de las cuales compartiré hoy con ustedes.

Si bien ambos géneros provienen de la fusión y las mezclas, los caminos nuevos tienen exigencias diferentes, así que estoy seguro de que aunque nuestra sesión sonará con viejas melodías, ustedes serán gratamente sorprendidos por los intérpretes que nos acompañarán, inspirándonos a rememorar palpitaciones incontenibles, revivir confesiones indecibles, despedidas dolorosas y, en pocas palabras, dialogar con nuestros recuerdos, pero siempre con la magia y la sorpresa que sólo el jazz nos puede dar.

La primera parte del programa escucharemos boleros de compositores cubanos, la segunda de compositores  mexicanos y para cerrar algo fundamental en el mundo del bolero.

  1. Como Fue – Jerry Gonzalez
  2. Tres Palabras – Brad Mehldau
  3. Quizas, quizas, quizás – Cal Tjader
  4. Nuestra Canción – Rubén Gonzales
  5. Noche Cubana – Paquito D’ Rivera
  6. Siempre en mi corazón – Steve Kuhn
  7. Aquellos Ojos Verdes – Bebo Valdés/Javier Colina
  8. Besame Mucho – Art Pepper
  9. Noche de Ronda – Charlie Haden/Pat Metheny/Rubalcaba
  10. Perfidia – Gonzalo Rubalcaba
  11. Adios Mariquita Linda – Dave Brubeck/Gerry Mulligan
  12. Esta Tarde Vi Llover – Bill Evans
  13. Somos Novios – Bireli Lagrene
  14. Sabor a Mi – Bebo Valdés/Chucho Valdés
  15. En la imaginación – Chano Dominguez/Marta Valdés
  16. Contigo en la Distancia – Luis Salinas
  17. Cenizas – Chucho Valdés/Omara Portuondo

Nota: La imagen que acompaña esta entrada pertenece a la tapa del libro “Bolero Clave del Corazón” de Elena Tamargo y Francisco García Marañon.

4 Comentarios :, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , más...

Músicos Europeos de Jazz

por nico a las nov.20, 2009, en La Quinta en la Radio, Músicos

Haz click en play para oir este programa

 

Si quieres bajar este programa haz ¡click!

DjangoHace algún tiempo leí una revista española que publicó un especial dedicado a los mejores músicos y discos editados en la década transcurrida desde 1990 a 2000. De los 10 mejores músicos de jazz contemporáneo seleccionados, tan sólo uno era europeo y el resto, lógicamente, norteamericanos, esta es una realidad que no podemos olvidar. Pero también en nuestras sesiones hemos hecho hincapié en que el jazz es una música de mezclas, es la música que ha permitido que Europa y África se den la mano y lo hagan en América. El  jazz es una música con una personalidad propia, pero que tiene entre sus principales características, ritmos africanos y armonías europeas. En esta sesión, nuestra primera parada geográfica será lógicamente en Francia, centro neurálgico y piedra angular del jazz en Europa.

Durante muchos años, en el primer tercio del siglo pasado, hubo un músico que destacó sobre todos los demás, un guitarrista que fue considerado como el mejor guitarrista de jazz del mundo, el belga  Django Reinhardt, quien con su quinteto Hot Club de France, junto al  violinista  Stèphane Grapelli, imprimió un carácter singular al jazz en Europa.En la sesión de hoy viajaremos por Alemania, Polonia, Suecia, Noruega, España, Portugal, Italia, Austria, Dinamarca e Inglaterra escuchando a los embajadores europeos del jazz, y es que una de las principales características que dio origen al nuevo jazz europeo fue que los músicos debieron recurrir a innovaciones significativas basadas en cada una de sus culturas de origen, aportando su propia visión que influyera en el propio vocabulario del jazz, para convertir su estilo en una propuesta personal e individual. Es en este elemento innovador donde se encuentra el punto de inflexión que dará lugar a lo que puede entenderse hoy en día como jazz hecho en Europa. Un lenguaje y un vocabulario musical heredado, pero con claras aportaciones culturales propias del país desde el que se elabora.

Jopek MethenySi el jazz se creó en su momento gracias a un cóctel que contenía música europea y elementos africanos, que dieron origen a lo que en su momento se conocía como jazz en Nueva Orleáns, a partir de la década de los cincuenta, a Europa no le queda más remedio que dar un golpe de mano y dejar su huella en una música que se extendía como la pólvora por todos los rincones del continente, gracias a la presencia -sobre todo en Francia y en los países escandinavos- de grandes maestros del jazz norteamericano huidos de su país en busca de mayor comprensión y respeto.

Los temas propuestos en esta sesión son los siguientes:

  1. J’attendrai – Hot Club de France
  2. Nuages – Django Reinhart
  3. Smoke Gets in Your Eyes – Stephane Grappelli
  4. Sam Buca’s Blues – Lockwood/Caron/Ecay
  5. Luck Be a Lady – Bireli Lagrene
  6. Fly away – Barbara Dennerlein
  7. Virgin Green of Spring – Albert Mangelsdorf
  8. Skama Abym – Ana Maria Jopek
  9. Kidogo – Jonas Hellborg
  10. Mission: To be Where I Am – Jan Garbarek Group
  11. Retaila – Chano Dominguez
  12. San Juan – Carles Benavent/Jorge Pardo
  13. Paredes que nos Rodeiam    – The Mario Languinha Trio
  14. Alone Together – Enrico Pieranunzi/Philippe Caherine/
  15. Mighty Theme/Badia – Joe Zawinul
  16. Guilty, your Honour – Niels-Henning Orsted Pedersen
  17. Brise de Coeur   John – John McLaughlin y Katia Labeque
14 Comentarios :, , , , , , , , , , , , , , , , más...

Buscas algo?

Utiliza este formulario:

No encuentras lo que buscas? Deja tu comentario en algún artículo!

Administración