Hubiera Cumplido 60

Haz click en play para oir este programa

 

Haz click con botón derecho para bajar este programa.

Arte. Magia. Genio. Locura. Innumerables y variopintas han sido las expresiones que han intentado explicar, los detalles inherentes al proceso de creación artística. De igual modo que la religión se apoya en metáforas épicas con las que trata de dar respuesta a los problemas derivados de la existencia humana, el germen del que nace el arte ha sido públicamente manipulado, evitando el reconocimiento del trabajo y el esfuerzo, mitificando y comercializando la figura del artista y reforzando indirectamente esa teoría que identifica al arte como un reflejo de la propia vida.

La genialidad de pintores, escultores, escritores y músicos se relaciono en muchos casos con detalles anecdóticos aparejados de sus biografías. Según este criterio el postimpresionismo pictórico se basó en la enfermedad mental de Vincent Van Gogh hasta el punto de amputarse su propia oreja, Ludwig Van Beethoven jamás podría haber compuesto su Novena Sinfonía, ni Francisco de Goya retratar sus Caprichos si ambos no hubieran padecido sordera, los suicidios de varios artistas tuvieron una relación directa con su martirizada mente de creador, y la revolución musical que propuso Wolfgang Amadeus Mozart estaba fundamentada en su inusual espíritu histriónico e infantil.

Esas mentes atormentadas, cuya compleja personalidad originada en oscuros pasados familiares, duras condiciones de vida y enfermedades de tipo físico y psíquico pertenecían a individuos con lógica, destreza e incansable disposición al trabajo, cualidades de gran valía, pero menos dadas a alimentar leyendas. Leyendas que siempre existieron en el jazz, una música que surgió de forma marginal, en lugares marginales y a cargo de un grupo social tan marginal como la raza afro-americana en la América de principios del siglo XX.

Los aspectos más oscuros de las biografías de los músicos suelen ser los más comentados, ya que justifican ese elemento especial, mágico, divino que les diferencia del resto de mortales y les otorga la calidad de artista. Entre la información siempre brilla la anécdota, y la historia del jazz está plagada de ellas.

Mi nombre es John Francis Pastorius III y soy el mejor bajista eléctrico del mundo.

Así se presentaba, ni más ni menos. No existe fanático del jazz que no conozca a Jaco Pastorius. No hay bajista que no lo idolatre. Jaco vino a revolucionar el mundo del jazz, tanto en aspectos creativos de sus composiciones, como en la manera de tocar el bajo eléctrico. Antes de de su aparición en el ámbito musical, el bajo era un instrumento plano, Jaco le dio una tercera dimensión, su percusiva y fluida rítmica funk, el innovador uso de armónicos naturales y su excepcional empleo de acordes, le permitían tocar desde una Fantasía cromática de J. S. Bach hasta los Pasos Gigantes de Coltrane, pasando por la Bruma Púrpura de Hendrix, todo esto en un bajo Fender Fretless que el mismo se había “fabricado” quitándole los trastes con la ayuda de una navaja. En la quinta disminuida hicimos varios homenajes a Jaco, el de hoy será diferente, y será diferente no solamente por las versiones o los temas que escucharemos, sino fundamentalmente porque no hablaremos de su trágica vida y consecuentemente de su leyenda. En esta sesión hablaremos del Jaco músico, músico completo, el bajista, el compositor, el arreglista, el acompañante. Todas estas facetas las escucharemos en toda la dimensión de su obra.

  1. Happy Birthday
  2. Havona
  3. The Days Of Wine and Roses
  4. Blackbird
  5. The Chicken
  6. Dark Prince
  7. I Shot The Sheriff
  8. Chromatic Fantasy
  9. Portrait Of Tracy
  10. Three Views of a Secret
  11. Continuum
  12. Killing Me Softly
  13. Sophisticated Lady
  14. God Must be a Boogie Man
  15. Bird Song
  16. Spiral
  17. 4:00 AM
  18. Missouri Uncompromised
  19. The Hope
  20. Fanny Mae

Me interesa tu opinión