Astor Piazzolla: Tango hora cero

Haz click en play para oir este programa

 

Haz click con botón derecho para bajar este programa.

piazzolla2La presencia de Astor Piazzolla en el panorama musical porteño generó una mezcla de resquemores, envidia y admiración entre la comunidad tanguera. En los años sesenta Piazzolla debió salir a defender a golpes de puño su música, avasallada por las fuertes críticas. La controversia iba a propósito de si su música era tango o no, a tal punto que Astor tuvo que llamarla “música contemporánea de la ciudad de Buenos Aires”, el nuevo Buenos Aires. Tuvieron que pasar muchos años para que su música sea realmente aceptada y sus esfuerzos premiados,  es cuando el músico se viste de gala para tocar en el Teatro Colón en el año 1983. Si bien ya había pasado por el máximo coliseo porteño en una velada junto a Horacio Salgán y otros, este concierto tuvo un sabor especial ya que estuvo íntegramente dedicado a su repertorio. Junto a su Conjunto Nueve y a la Filarmónica de Buenos Aires dirigida por Pedro Ignacio Calderón, Astor Piazzolla amalgamó su lenguaje musical con la formación académica. Una inusual comunión porteña que aún hoy continúa con sus piezas interpretadas entre los músicos de culto y el silbido presente de sus melodías en las calles. A pesar de ello, otro mundo, que no era el del tango ni tampoco el de la música “clásica”, rápidamente absorbió los nuevos sonidos que emanaba el bandoneón de Astor…El Jazz.

nuevo tango“Cuando toqué por primera vez con Astor Piazzolla, pensé que se trataría de una única experiencia. Pero ahora el tango es parte permanente de mi vida.” La confesión pertenece al vibrafonista norteamericano Gary Burton, que fue uno de los que cayó en el influjo mágico del bandoneonista marplatense. El primer encuentro de Burton con Piazzolla y su quinteto derivó en una extensa gira y en la producción del álbum “The New Tango”, grabado en vivo en el Festival de Montreaux de 1987. Burton recuerda de aquellas improvisaciones con Piazzolla: “Normalmente, en un solo de jazz hay que tocar sin interrupciones durante tres o cuatro minutos. Pero cuando Astor quería una improvisación lo ubicaba en muy pequeños fragmentos. Por lo tanto, tenías que aprender a entrar en esos pequeños momentos y estar seguro de ajustarte a lo que estaban tocando los demás, previamente con arreglos escritos. Era un acercamiento muy diferente a lo que solía hacer usualmente en otras formaciones jazzeras. Gracias a Astor y al tango, aprendí cómo darle más drama y expresión a la música. El tango es una de las músicas más dramáticas. Aunque el jazz también tiende a ser una música expresiva, el tango tiene una variedad emocional y estilos que cuando los aprendí de la música de Astor, tocándola con él, descubrí que lo podía aplicar a mis composiciones. Decididamente, Astor tuvo una influencia muy fuerte en mi música”

reunion cumbre piazzolla mulliganOtro músico vinculado estrictamente al mundo del jazz  que interactuó con Piazzolla fue el saxofonista barítono Gerry Mulligan, del cual Astor recordaba en una entrevista: “Cuando fui a París, dos cosas me abrieron literalmente la cabeza, una estudiar con Nadia Boulanger y haber encontrado en ella la confirmación de un camino a seguir, la otra escuchar a Gerry Mulligan y su grupo, esto me volvió completamente loco, no solo por los excelentes arreglos de Mulligan y por la forma en que tocaban todos, sino también y fundamentalmente, por que percibí la felicidad que había en ese escenario. No era como las orquestas de tango que yo estaba acostumbrado a escuchar y que parecían un cortejo fúnebre, una reunión de amargados, aquí la cosa era una fiesta una diversión, tocaba el saxo tocaba la batería, se la pasaba al trombón…y eran felices. Había arreglos, había un director, pero también margen para la improvisación, para el goce y el lucimiento de cada uno de los músicos.

En este 2009 que ya se acaba, se cumplen cincuenta años de la creación de Adiós Nonino, la obra más representativa de Astor Piazzolla. Compuesta en 1959, con motivo de la muerte de su padre, tema que se convertiría en un clásico. La prolífica obra de Piazzolla, tiene composiciones más importantes y de mayor aliento, pero Adiós Nonino es y será, para siempre, sinónimo de Piazzolla. Todo compositor, por más vasta que sea su producción, tiene siempre alguna obra que, sin ser la más lograda, es la que define su estilo. En el “Nonino” por la exacta y armoniosa conjunción de ciertos valores, el autor ha exteriorizado su sensibilidad,  desnudando sus raíces, evidenciando su formación y el desarrollado su capacidad creativa, logrando en esa síntesis la identidad de toda su labor. Adiós Nonino fue compuesto hacia 1959, cuando Astor estaba de gira por Centroamérica. En esos momentos recibió la noticia de la imprevista muerte de su padre, don Vicente Piazzolla, a quien apodaban Nonino. Bajo la presión de semejante estado de ánimo, brotaron espontáneamente las inmortales notas. Recompuso el primitivo Nonino, tango que había compuesto en París en 1954, del cual conservó la parte rítmica. Reacomodó lo demás y agregó ese prolongado y melódico fragmento, de notas largas y sentidas, en el que subyace un profundo, ahogado y angustioso lamento. El llanto contenido y el dolor del hijo, a tanta distancia, se manifestó en ese triste y acongojado pasaje. En esas dos frases de ocho compases, que se repiten formando un precioso tramo de dieciséis compases, está el auténtico sentido y justificación de la obra. El artista, sin lágrimas, lloró esa noche, pero a través de su arte. Y dejó para la historia de la música argentina una de sus más bellas e imperecederas páginas.

Este programa es un homenaje al genio musical de Astor Pantaleón Piazzolla, en el que en la primera parte podrán escuchar al maestro junto a su bandoneón en diferentes formaciones, y en la segunda a grandes maestros del jazz que se impregnaron de sus composiciones e interpretaciones  con esa “música contemporánea de la ciudad de Buenos Aires”.

bandoneon infinito

Los temas que acompañan esta sesión son los siguientes:

  1. Marrón y Azul – Astor Piazzolla Octeto Buenos Aires.
  2. Buenos Aires Hora Cero – Astor Piazzolla y su Noneto
  3. Concierto para Bandoneón – Astor Piazzolla y Conjunto Nueve
  4. Years of Solitude – Astor Piazzolla y Gerry Mulligan
  5. Nuevo Tango – Astor Piazzolla y Gary Burton
  6. Adiós Nonino – Astor Piazzolla y su Noneto
  7. Violentango – Chick Corea/Gary Burton/Danilo Perez
  8. Libertango – Michel Camilo y Tomatito
  9. Milonga del Ángel – Phil Woods
  10. Verano Reflections – Al Di Meola
  11. Lost Tango (for Astor) – Eddie Gomez
  12. Listening to Astor – Gerry Mulligan
  13. Milonga en el viento – Pablo Ziegler
  14. Adiós Nonino – Michel Camilo y Tomatito

4 Comments

  1. ASOCIACIÓN CORDOBESA DE TANGO diciembre 22, 2009 9:18 pm 

    El Tango es una posibilidad infinita
    Leopoldo Marechal.(poeta)

    Astor Piazzolla es la expresión contemporanea de la música Porteña.

  2. El áspid enero 4, 2010 1:26 pm 

    Un GRACIAS grande por poner al alcance de los habitués más o menos recientes este gran episodio de la saga de La Quinta. Piazzolla es Piazzolla. Las palabras quedan chicas…

    ¡Un buen 2010!

  3. GUSTAVO abril 27, 2010 3:54 pm 

    EN LO PERSONAL CUANDO ESCUCHO LA MÚSICA NUNCA ME IMAGINO EN LAS DIFICULTADES EN LAS QUE SE VIERON INMERSOS LOS ARTISTAS PARA EL DESARROLLO DE SU OBRA.

    MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIR PARTE DE LA HISTORIA MUSICAL ARGENTINA Y SOBRE TODO CON TAN MAGNÍFICO EXPONENTE.

  4. Nico mayo 3, 2010 11:00 am 

    Gustavo? Cuando escucho el “Adiós Nonino” me imagino las lagrimas de Piazzolla, primero muy suaves, luego van creciendo hasta convertirse en un grito profundo. Gracias por tu visita y tu comentario.

Me interesa tu opinión